El término hace referencia a una tendinopatía del glúteo mayor o del glúteo medio (con afectación o no de la bursa). Varios autores1 proponen el uso del término “tendinopatía glútea” para aglutinar a todas las patologías que cursen con una afectación de las estructuras tendinosas de la zona. La trocanteritis cursa con un dolor en la zona lateral de la cadera (trocánter) que puede extenderse hacia la zona externa del muslo. Es más frecuente en la población femenina mayor de 40 años al dormir de lado, al permanecer en bipedestación al subir o bajar escaleras o al permanecer sentadas. Para su diagnóstico, los autores del artículo publicado en la revista JOSPT proponen las siguientes pruebas ortopédicas:

¿Qué es la trocanteritis?

¿Qué es la trocanteritis?

  • Permanecer durante 30 segundos apoyado únicamente sobre la pierna afectada (Sustained Single Leg Stance) y valorar los siguientes parámetros:
  1. ¿Aparece dolor en la zona del trocánter?
  2. ¿El paciente es capaz de mantener la postura?
  3. ¿Aparecen compensaciones?
  • Rotación de cadera contra resistencia + abducción de cadera y valorar si aparece dolor en la zona del trocánter.

En cuanto al tratamiento, aún no existen datos fiables. Las técnicas analizadas han sido las siguientes: ejercicio, ondas de choque, inyección de corticoesteroides y la intervención quirúrgica. Tras analizar los estudios publicados, los autores proponen las siguientes pautas de tratamiento.

  1. Reducir la compresión:
  • Evitar las siguientes situaciones: cargar el peso sólo sobre la pierna afectada, sentarse con las piernas cruzadas o con las rodillas juntas y tumbarse sobre sobre el lado afectado.
  • Evitar estiramientos que impliquen una adducción de cadera.
  1. Controlar las cargas:
  • Controlar la carga de trabajo que se le solicita al tendón, manteniéndola en valores que permitan el control del dolor.
  • Reducir la cantidad de cuestas y escaleras que se suben.
  1. Ejercicios:
  • Aumentar la carga progresivamente (empleando la addución lo menos posible) y la reeducación de los movimientos son las claves del tratamiento.
  • Isométricos: contracciones suaves (25% de la fuerza total) que no provoquen dolor.
  • Ejercicios de abducción de velocidad baja y carga alta, 3 veces por semana.
  • El dolor nocturno servirá como guía del programa de ejercicios.

Reeducación del movimiento y carga funcional: potenciación gradual de la musculatura abductora de cadera, primero de forma aislada y progresivamente de forma funcional, siempre teniendo en cuenta las características del paciente y reduciendo la tendencia a la addución lo máximo posible.

Comparte este artículo

Diplomado en Educación Física, Graduado en Fisioterapia, Osteopáta C.O. Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales. Formado en Terapia Manual, Punción Seca y Ejercicio Terapéutico. Con una experiencia de más de 10 años en el tratamiento de pacientes y de 5 años como docente, actualmente ejerce la profesión de forma libre y trabaja como Profesor Asociado en el Grado de Fisioterapia de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea.

Comentarios vía facebook

Deja un comentario