¿Qué es la artrosis?

El cartílago es una estructura firme y elástica que se encuentra en diferentes partes del cuerpo. Está situada en las articulaciones para facilitar el deslizamiento entre los huesos y, al mismo tiempo, para protegerlos. La artrosis u osteoartritis es la patología resultante del proceso normal envejecimiento del cartílago, que aparece a partir de los 40 años de edad de forma progresiva en las articulaciones, sobre todo en la rodilla, cadera, manos y columna vertebral. Puede ser de dos tipos: idiopática (limitada o general) o secundaria (traumática, metabólica, congénita…).

El origen de esta patología no está claro, pero tiene unos signos concretos: degeneración del cartílago y del hueso subcondral y crecimiento anormal del hueso. En la radiografía puede observarse una disminución del espacio interóseo, osteofitos y esclerosis subcondral y los pacientes afectados por esta patología referirán dolor, inflamación y rigidez articular. Aun así, no existe consenso sobre los criterios diagnósticos de la enfermedad, lo que supone una limitación a la hora de obtener datos sobre la prevalencia mundial de la patología; algunos estudios están basados en los síntomas del paciente, otros los resultados del análisis radiológico y el resto propone una combinación de ambos1.

Independientemente de los datos de prevalencia, existen multitud de estudios que concluyen que la relación entre dolor y lesión no es muy elevada. Por ejemplo, en un estudio realizado en 2013 por Campbell y Colvin2 sobre el dolor lumbar se pueden observar los siguientes datos: tras realizar resonancias magnéticas de columna vertebral a pacientes asintomáticos (sin dolor) pudieron comprobar que un 57% de las personas entre 20 y 29 años presentaban signos de degeneración discal. En las personas de 60 años estos signos estaban presentes en el 100% de los casos. En un estudio publicado por Guermazi en 20123 se pudo observar que entre las personas que tenían signos de artrosis de rodilla no existían grandes diferencias al comparar la cantidad de personas con dolor y sin él. Este gráfico realizado por el fisioterapeuta inglés Adam Meakins (@AdamMeakins) representa los resultados de dicho estudio:

¿Cuál es el mejor tratamiento?

En cuanto al tratamiento farmacológico, la American College of Rheumatology publicó en 2012 una serie de recomendaciones4. La primera opción propuesta es el paracetamol y, en caso de que la respuesta no sea positiva, se recomienda el uso de antiinflamatorios no esteroideos bien de forma oral o tópica. La última opción sería realizar inyecciones intraarticulares de corticoesteroides. Por otro lado, esta asociación recomienda no emplear sustancias como el sulfato de condroitina, glucosamina o las pomadas de capsaicina, ya que los estudios publicados concluyen que no tienen mayor efecto que el placebo.

En lo que al tratamiento no farmacológico se refiere, el American College of Rheumatology recomienda de forma rotunda los ejercicios de resistencia o el ejercicio aeróbico en el medio terrestre, siempre teniendo en cuenta las capacidades de cada individuo. Al mismo tiempo se recomienda también la realización de ejercicios en el medio acuático y se resalta la importancia de reducir el peso corporal en personas con sobrepeso.

BIBLIOGRAFÍA

  • Comas M, Sala M, Román R, Hoffmeister L, Castells, X. Impact of the distinct diagnostic criteria used in population-based studies on estimation of the prevalence of knee osteoarthritis. Servei d’Avaluació i Epidemiologia Clínica, Hospital del Mar-IMAS, Barcelona, España. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0213-91112010000100005 helbidean eskuratuta 2014/04/26 datan.
  • Campbell J, Colvin LA. Management of low back pain BMJ. 2013 Dec 5; 347:f3148.
  • Guermazi A,Niu J ,Hayashi D ,Roemer FW ,Englund M ,Neogi T ,et al. Prevalence of abnormalities in knees detected by MRI in adults without knee osteoarthritis: population based observational study (Framingham Osteoarthritis Study). BMJ 2012;345:e5339
  • Hochberg, M. C., Altman, R. D., April, K. T., Benkhalti, M., Guyatt, G., McGowan, J., Towheed, T., Welch, V., Wells, G. and Tugwell, P. (2012), American College of Rheumatology 2012 recommendations for the use of nonpharmacologic and pharmacologic therapies in osteoarthritis of the hand, hip, and knee. Arthritis Care Res, 64: 465–474. doi: 10.1002/acr.21596.

Comparte este artículo

Diplomado en Educación Física, Graduado en Fisioterapia, Osteopáta C.O. Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales. Formado en Terapia Manual, Punción Seca y Ejercicio Terapéutico. Con una experiencia de más de 10 años en el tratamiento de pacientes y de 5 años como docente, actualmente ejerce la profesión de forma libre y trabaja como Profesor Asociado en el Grado de Fisioterapia de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea.

Comentarios vía facebook

Deja un comentario